9 abr. 2013

Prensa Jerusalem to the sea

Diari El Punt


Trail


Cafè&Llet


Trail Land


Blog Kroquetas



7 abr. 2013

Pro:Sport Ultra Jerusalem To the Sea. La Crónica



Pro:Sport Ultra Jerusalem to the sea

Distancia: 125kms
Desnivel: 6100mts acumulados
Etapas: 1
Tiempo: 15:01.01hrs
Clasificación: 1
Año: 4 abril 2013
Zona: Jerusalem a Tel Aviv ( ISRAEL )





A finales del año pasado empecé a buscar información sobre carreras que realmente me atrajeran ya sea por distancia o por geografía, y en esas que di con una carrera que por las fechas me iba muy bien, el lugar era increíble y la distancia era un reto, de Jerusalen a Tel Aviv, 125 Km, tierra santa me esperaba.

El país era algo nuevo y atractivo para mi, Israel no es que tenga muy buena prensa y además siempre está en conflictos, por ello me daba respeto inscribirme, pero no podía perder esta oportunidad. Jerusalén es de esas ciudades que no puedes dejar de ver, donde conviven judíos, cristianos y musulmanes entre otros. Nunca me hubiera imaginado el poder perderme por esas calles, poder visitar el Muro de las lamentaciones, la Cúpula dorada o el Santo Sepulcro y encima completar una carrera realmente dura en una ciudad como Tel Aviv, en la misma playa. Ha sido un disfrute constante.

El tema entreno, lo llevaba bastante bien, pero estaba un poco asustado ya que iba a ser mi tercera carrera en el ranking de ultras en una sola etapa de tantos Kms non stop, 125kms con 6100mts de desnivel  acumulado, un gran reto. También dudaba ya que en la última carrera no acabé con muy buenas sensaciones, la Transgrancanaria, ya que fue toda de montaña y cuando se pudo correr mis piernas no tiraron todo lo que hubiese querido. En esta carrera, la salida era en Jerusalén a 700mts del nivel del mar y acababa en Tel Aviv en la costa mediterránea, parecía más llano al final y por ello podría correr mucho más, tenía que plantearme una estrategia diferente.

La carrera comenzó de noche y los primeros 70kms fueron todo de montaña. Repechones no muy bruscos, pero sí que había que ir caminando en varios tramos. Iba con mi compañero Tony Andrades, que gracias a su ritmo en montaña pudimos ir avanzando bastante rápido. Nos llovió bastante en tres ocasiones, habían tramos en que el fango se te agarraba a la bamba y no podías ni correr de lo que pesaba.

Nos perdimos otras tantas veces, unas veces por seguir a los de delante sin ir controlando las marcas y otras por escasez de señales. La verdad es que en esos momentos de que no avanzas y encima de noche, llueve, te pierdes …  se te hace todo un mundo, pero hay que tener templanza e ir avanzando, siempre pensando en no desfallecer, que las fuerzas no te falten, ya que cuando te falta energía, la cabeza es muy mala. Así que cada 10kms rutina de hidratación y alimentación, y fue un acierto y crucial para el desarrollo de esta carrera.

Al salir el sol, todo cambió. Prados verdes, paisajes nuevos, caminos por descubrir y una fuerza extra, ya que sin darnos cuenta ya estábamos en el Km 80, a tan solo 45 Kms de meta. El perfil ya no era montañoso, al contrario, rectas larguísimas y pistas de tierra blanda al lado del río Ayalon. Allí es cuando Tony me dijo que tirara hacia delante. Yo sabía que podía cambiar mi ritmo, pero no sabía a qué distancia hacerlo. Confié en mí y aumenté el ritmo a ver hasta dónde podía llegar, incrementé la zancada y a comerme los Kms, la verdad es que me sentía super cómodo.

En mi teórico Km 100, estaba cansado, pero dispuesto a hacer 25 Kms a tope. Me sentía motivado así que apreté muy fuerte hasta el siguiente control, que pensaba que era el último y SORPRESA!!  Me dicen que me faltan 32kms, no me lo podía creer. Yo nunca me enfado y hasta insulté a los voluntarios que entre ellos no sabían  ni donde estaban.  Estaba a mínimos de energía y aún me quedaban 32kms, un shock muy fuerte. Tenía 12kms hasta el siguiente control, 12kms hasta el otro y 8kms hasta meta, y es que aun ahora no sé como pude superarlo. Salí del control desanimado, caminando y sin ganas de seguir.

El calor era brutal y la mente, que ya la tenía en la meta, no sabía ni donde estaba. Tenía que superar una barrera muy dura, y encima la rodilla izquierda me daba señales de que me estaba pasando de rosca. Lo único que podía hacer era avanzar poco a poco, seguir con las pautas de alimentación e ir a por el siguiente control, y así después de 1hora llegué al penúltimo control. Me confirman que me quedan 20 Kms y encima me dicen que voy primero de mi categoría. Esto ya cambiaba. Mi cabeza se giró y ya era más positiva. A tan solo 2hrs de quedar primero de mi categoría, eso ya me gustaba más, así que salí y no paré hasta el siguiente control.

Empecé a hacer fotos y a cantar, ya volvía a ser yo, esto del ánimo es una pasada. Sabía que no me tenía que pasar nadie y así lo hice. Llegué al último control, ya era en Tel Aviv y el ambiente se notaba. Me quedaban solo 8kms por un carril bici rodeado de arboles al lado del río, la verdad es que era precioso. Tenía rectas muy largas, pero también muy rápidas que cada 20min caminaba 10 segundos. No podía parar!!

Y en esas que a lo lejos veo la meta, me puse a correr como nunca, estaba fuerte y muy motivado. Llegué saltando a meta con una felicidad enorme. Había sufrido de lo lindo en 15hrs y la recompensa aún tenía que llegar. Me empezaron a hacer miles de fotos, autógrafos, felicitaciones y cuando me están haciendo una  entrevista para la tele,  me preguntan: que se siente al ser el primer clasificado de la Ultra?  Reaccioné corrigiendo al periodista de que era el primero pero de mi categoría y salió la directora de carrera y me dijo que no, que era de la general. HABÍA GANADO LA CARRERA!! GANADOR DE LA ULTRA!! El primero en acabar los 125 Kms desde Jerusalen a Tel Aviv, no me lo podía creer, esas 15 horas de sufrimiento merecieron la pena.

Agradecer a todos los que no parasteis de enviar mensajes de apoyo, a Tony Andrades por su esfuerzo  y ayuda en momentos de bajón. A mi familia que me seguía continuamente y a Neus por confiar en mí y darme mucho cariño desde la distancia.
Ha sido una experiencia inigualable.