6/6/2007

ironman Lanzarote 2001


Ironman de Lanzarote 

Tiempo: 12:33hrs 
Etapas: 1
Clasificación: 272
Año: 26 Mayo 2001
Distancia: 3.8kms Natación
180kms Ciclismo
42kms Correr
Zona: Lanzarote, Islas canarias, españa


 Mi primer gran reto: 3'8kms natación - 180kms bicicleta - 42'165kms correr

Empecé triatlón de manera muy esporádica en 1997, y poco a poco fui compitiendo y a la vez entrenando bastante para poder progresar, hasta que me planteé: para qué entrenar tanto si sólo hago modalidad sprint/olímpica? y además si los primeros van a distancias desorbitadas? Así que pensé: haré algo en lo que deba entrenar bastante y a la vez sea algo diferente. Y me vino a la cabeza IRONMAN. Y no cualquiera, sino Lanzarote que dicen que es el más duro del mundo. Así que dediqué casi un añito a prepararme, sin tener mucha idea, sin haber hecho ni siquiera un maratón y llegó el día 26 de mayo 2001.

Ya había llegado a Lanzarote un par de días antes para eso de aclimatarme y probar el material...y la verdad es que estaba nervioso, porqué veía a mogollón de gente con unas bicis del espacio, gafas, gorritas, todos fibrados... y pensé: yo soy uno de esos? no me lo creía, pero sabía que sería finisher ante todo. Lo tenía muy claro, ya que en mi pueblo se había creado una expectación por lo de la carrera y no quería fallar.
El primer choque fue la hora de Boxes, que se hizo un día antes. Estaba cagadito. Me revisaron el casco, los dorsales, la bici, las bambas...parecía un cateto de pueblo en un gran evento deportivo. Bueno, pude dejar todo en su sitio y estar relajado todo el resto de la tarde en la piscina del hotel. Cena abundante de carbohidratos y a dormir, ya que a las 4:30 en pié.

Madrugada y gran tensión. Me vestían como a un torero y a la hora de abrocharme el maillot, pronuncié unas palabras en voz baja: " Ironman, como acabe... " y suspiré. Fue un gran momento y era lo más grande en mi vida, no había otra cosa, ser Finisher.

Desayunamos enfrente de boxes y nervioso, miraba quien se ponía el neopreno. Cuando vi a alguno con el traje, llegó la hora. Vaselina y neopreno rumbo a la playa. Estaba cagado!!! Había 850 participantes y yo con mi objetivo en mente, la primera bolla. Salí bastante fuerte, ya que no te puedes dormir y al pasar la primera bolla, cambió mi objetivo radicalmente. Iba muy cómodo sin que nadie me molestara, nadé muy bien y debía conservar para la bici. La segunda vuelta me resultó también muy cómoda y llegué entre los 100 primeros con un tiempo de 57 min.

La bici fue dura, muy dura. Soplaba un siroco fuerte, fuerte, pero yo quería acabar el tramo de la bici y en la maratón ya veríamos. El primer tramo ( km 60 ),  estaba muy tranquilo, cantando, mirando el paisaje, hablando con mi primo y Francis y Edu, que iban en coche de apoyo, pero a partir de las 4 horas, empezaron las cuestas, el solete, el viento. En mirador de Haria, recuerdo que tuve que apretar los dientes y seguir adelante y justo la bajada, pinché!!! No llevaba recambios, se me habían caído!!! Qué fuerte, la gente no se paraba y no sabía qué hacer, hasta que llegó el coche de asistencia y me lo arregló. Estaba cansado de esperar y ver como la gente me pasaba y pasaba. Cogí la bici y me puse manos a la obra hasta que quedaban 15kms y fui dosificando. Eran las 15:00 hrs. Imagina que calor, y llevaba 7 horas en la bici. Y a lo lejos veía la meta de la bici. Y pensé ahora toca correr una maratón!! A por ello!! Llegué el 270 y en total 8 horas.

Empecé corriendo, no quería parar, mi objetivo era no parar. Pero en los controles vi que había que parar, era necesario. El hidratarse era muy importante ya que si no bebía y comía algo las piernas se resentirían. Mis colegas me animaron mucho, pero en mi primera vuelta, el suizo que ganó, pasó por delante mío con todos los collares (3) y yo sólo tenía uno!! pero tenía que seguir. Mi objetivo era el de todo un año entrenando. Estaba allí, en la tercera disciplina del Ironman más duro del mundo y la meta estaba a dos horas. Sabía que acabaría. No tenía ninguna duda, pero para eso tenía que avanzar y avanzar. Un Portugués me animó, ya que la última vuelta miraba al suelo y me dijo que disfrutara del momento. Eso hice. Cogí la gorra con la mano izquierda  y escuché a Francis que me gritaba: YA ESTÁ IRONMAN!! YA HAS ACABADO! eso era segundos antes de pegar un grito, emocionarme y cruzar mi gran objetivo. Era un FINISHER. 12 horas 34minutos, de apretar dientes, para conseguir mi gran sueño. todo se acabó y mi cuerpo se fue recuperando poco a poco. Finalicé el 227 de la general.